Un Plan de Igualdad es un conjunto ordenado de medidas, adoptadas después de realizar un diagnóstico de situación, que tienen como objetivo alcanzar en la empresa la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y eliminar la discriminación por razón de sexo.

Los planes de igualdad fijan los objetivos concretos de igualdad a alcanzar, las estrategias y prácticas a adoptar, así como el establecimiento de sistemas de evaluación y seguimiento.

Las empresas están obligadas a respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral y, con esta finalidad, deberán adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres, medidas que deberán negociar, y en su caso, acordar, con los representantes legales de los trabajadores en la forma que se determine en la legislación laboral (Art. 46 de la Ley 3/2007).

¿Cuándo es obligatorio tener aplicado un plan de igualdad?

Según el artículo 45 de la Ley Orgánica 3/2007, es obligatorio tener elaborado y aplicado un plan de igualdad en el caso de las empresas de más de 250 trabajadores, cuando así se establezca en el convenio colectivo de la empresa cuando la autoridad laboral acuerde en un procedimiento sancionador sustituir las sanciones accesorias por la elaboración y aplicación de un Plan de Igualdad.

La elaboración e implantación de planes de igualdad es voluntaria para el resto de empresas.

¿Por qué implantar planes de igualdad?

La puesta en marcha de un plan de igualdad aporta una serie de ventajas competitivas para las empresas:

  • Mejora la productividad.
  • Disminuye las bajas laborales por enfermedad.
  • Se reduce el absentismo laboral.
  • Se capta y retiene el talento reduciéndose así gastos de reclutamiento y formacion.
  • Mejora el clima laboral y derivado de todo ello, se presta un mejor servicio a clientes y usuarios.

La responsabilidad social empresarial significa desarrollar el trabajo de forma más ética. Mejora la imagen corporativa y aumenta el compromiso del personal con la organización. Además, optimiza sus recursos humanos para incrementar su eficiencia y competitividad.

GIS CONSULTORÍA cuenta con el personal competente para realizar un análisis detallado del tiempo y costes que supondría preparar e implementar un plan de igualdad en su organización. Acompañamos a las empresas a conseguir la gestión igualitaria contemplando las siguientes fases:

Sensibilización y formación inicial
Análisis de la situación de la empresa en materia de igualdad de oportunidades
Confección de Memoria
Realización del Plan de Igualdad e implementación de las acciones de mejora
Evaluación y seguimiento de las acciones y desarrollo del Plan de Igualdad en su conjunto