La Auditoría Interna es una actividad independiente y objetiva de aseguramiento y consulta. Se concibe para agregar valor y mejorar las operaciones de la Empresa ayudando a cumplir sus objetivos estratégicos.

La actividad de Auditoría Interna debe evaluar y contribuir a la mejora de la eficacia de los procesos de operativos, control interno y gestión, utilizando un enfoque sistemático y disciplinado.

El alcance de la Auditoría Interna comprende todos aquellos procesos que forman parte del sistema de gestión y su objeto consiste en:

  • Determinar el grado de conformidad de los sistemas de gestión con respecto a los criterios de las normas de certificación.
  • Evaluar  la capacidad de los sistemas de gestión para asegurar que la organización cumple los requisitos legales, reglamentarios y contractuales aplicables.
  • Evaluar la eficacia de los sistemas de gestión para asegurar que la organización cumple continuamente sus objetivos especificados.
  • Identificación de las áreas de mejora potencial del sistema de gestión.
  • Comprobar la eficacia de las acciones tomadas como consecuencia de las desviaciones de las anteriores auditorías.